Archivo de la categoría: viajes

Historias de Copenhagen

2017 copenhage-1-9baixa2017 copenhage-1-11baixa2017 copenhage-1-12baixa2017 copenhage-1-15baixa2017 copenhage-1-16baixa2017 copenhage-1-38baixa2017 copenhage-1-41baixa2017 copenhage-1-50baixa2017 copenhage-1-52baixa2017 copenhage-1-91baixa2017 copenhage-1-3baixa

Parece que los españoles no hemos terminado de superar el mito nórdico y  a pesar de que hayan pasado tantos años desde que  Alfredo Landa descubriera a las suecas, aún seguimos fascinados por todo lo que viene del norte de Europa. Desde la educación finlandesa al estilo escandinavo, pasando por los misterios de Hygge. Probablemente sean modas magnificadas gracias a Instagram, pero lo cierto es que la fiebre nórdica está en pleno apogeo y me temo que ha venido para quedarse.

Como buena fan del estilo nórdico, está micro escapada a la capital danesa, me hacía mucha ilusión, para comprobar si en realidad la ciudad era tan pinterest como dicen por ahí. Debo confirmar que la ciudad es muy pinterest, sobre todo si pillas un fin de semana de solazo en pleno marzo como el que tuvimos, igual con una climatología más propia de la zona, supongo que ya hubiera tenido otra percepción. Con buen tiempo la ciudad es muy fácil de ver, bien andando o en bici y tiene muchos rincones agradables que conocer. Los tópicos se confirman en general, la ciudad es bonita, la comida es cara, la bebida muchísimo más. A diferencia de España no hay bares por todas partes, es más, a las siete de la mañana es imposible tomarse un café en el centro de la ciudad sin darse un buen paseo hasta encontrar una cafetería abierta, vamos, por poner una pega.

La ruta por el centro de Copenhage debe incluir un paseo en los barquitos que recorren algunos canales, una visita al puerto de Nyhavn, una comida en alguno de los food  markets como el Paperoem o Torvehallerne, un paseo por Osterbro y por los parques. Si el viaje es familiar, vale la pena visitar el parque del Tivoli, que parece que sólo se abre de abril a septiembre.

 En general es un viaje muy recomendable, sobre todo para familias con niños ya que sí hace buen tiempo es una ciudad práctica para visitar.

Me quedo con las ganas de cruzar el puente que une Dinamarca con Suecia, que es el escenario de una de mis series nórdicas favoritas: BRON, pero había que dejar algo para la próxima visita.